El mantenimiento de las camas articuladas

El mantenimiento de la cama articulada es necesario para prolongar la vida útil de su cama articulada y evitar averías con el consiguiente gasto.

A continuación vamos a detallarles las operaciones de mantenimiento más comunes para asegurar su buen estado y un buen funcionamiento

Mantenimiento periódico de las camas articuladas

  1. Antes del uso de su cama articulada compruebe que no hay daños o suciedad en las ruedecillas. Si hubiera suciedad limpiela, ya que podría dificultar el movimiento de éstas. Si están dañadas, avise a un servicio técnico para su reparación.
  2. Verifique los frenos.
  3. Observe los tornillos y pasadores de sujeción, comprobando que están bien apretados.
  4. Compruebe la cama(limpieza,roturas,etc.)
  5. Asegúrese que los elementos de ajuste mecánico funcionan perfectamente y no hay desgaste o abrasión.
  6. Los cables y enchufes deben estar limpios, sin dobleces y sin cortes.(solo para las camas eléctricas).
  7. Revise el funcionamiento del resorte de presión de gas.(solo para camas mecanicas).

CADA 2 MESES

Se aconseja que cada dos meses se inspeccione, lubrique y ajusten las partes móviles, tornillos, pernos.

Ver el estado de los listones del somier, posibles roturas o desajustes. En tal caso ajustar o cambiar la lamina dañada por otra en buen estado.

Verificar el estado de las partes eléctricas, cables, enchufes, mando a distancia,etc.

UNA VEZ AL AÑO

Con el fin de garantizar su seguridad y la plena funcionalidad de su cama articulada durante mucho tiempo, se deben realizar unas inspecciones periódicas a través de un servicio especializado.

Como norma general aconsejamos realizar una revisión completa al año por un servicio técnico cualificado.

LIMPIEZA

Para limpiar su cama articulada se pueden emplear productos de limpieza normales.

Asegúrese que el cable de alimentación está desenchufado antes de comenzar la limpieza.

Para que su cama tenga un aspecto visual e higienico de buena conservación deberán limpiar periodicamente

  • BASTIDOR METÁLICO, PIEZAS DE MADERA Y PLÁSTICO

Limpie el bastidor metalico y las piezas de madera de su cama articulada con un paño humedecido en agua caliente. Tenga cuidado de no empapar el bastidor.

Utilice detergente suave para la suciedad rebelde.

No emplee liquidos agresivos de limpieza.

No utilice vapor o agua a presión.

 

 

  • RECUBRIMIENTO

Los acabados de nuestras camas articuladas son de alta calidad y el recubrimiento garantiza una protección óptima contra la corrosión.

Durante la limpieza utilice productos de limpieza normales, cepillos y paños suaves y agua tibia.

Las partes cromadas se limpian frotando con un paño seco y en zonas empañadas se pueden utilizar productos para pulir cromo.

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *