El mantenimiento de su vehículo eléctrico

El mantenimiento de su vehículo eléctrico, silla de ruedas eléctrica o scooter eléctrico es fácil, pero debe ser regular, así prolongaremos la vida de su vehículo eléctrico mucho más tiempo.

Al comprar el scooter eléctrico o silla de ruedas eléctrica, está brillante, engrasado, bien ensamblado,…y así queremos que dure lo máximo posible.

Por ello debemos darle unos cuidados continuos, que evitarán averías, y gastos en piezas y reparaciones.

Tanto la silla de ruedas eléctrica, como el scooter eléctrico, llevan prácticamente el mismo mantenimiento.

A continuación detallaremos los puntos más importantes del mantenimiento y cuidado de su vehículo eléctrico.

También le aconsejamos leer el manual de mantenimiento de su vehículo eléctrico, le sorprenderá lo que puede aprender sobre su vehículo eléctrico.

 

LAS RUEDAS DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO

En las sillas de ruedas o scooter eléctricos se montan básicamente 2 tipos de ruedas que son, ruedas macizas o neumaticos con cámara de aire.

Las ruedas con cámara de aire, proporcionan una conducción muy suave, pero pueden pincharse. Aconsejamos inspeccionar las ruedas antes de salir con su vehículo eléctrico, comprobando su estado general.

Comprobar la presión de los neumaticos, al menos una vez al mes. Una presión correcta mejora la conducción, y hace que el neumatico dure más.

Las ruedas macizas, no pueden pincharse, pero aportan una conducción mas incomoda en exteriores, sin embargo, hacen que sea mas fácil maniobrar en superficies lisas.

Si nota un cambio de color en la zona de rodadura de la rueda, indica que debe sustituir por una rueda nueva.

 

En ambos casos es aconsejable cuando esté conduciendo observar el comportamiento de las ruedas. Observe que giran correctamente y que la conducción sea suave.

En el caso de oír algún ruido o ver algún movimiento extraño, acuda a su técnico. El le indicará que hacer en cada caso.

 

LOS FRENOS DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO

Recuerde antes de salir con su scooter eléctrico o silla de ruedas eléctrica comprobar los frenos.

Casi todos los vehículos eléctricos disponen de freno electromagnetico, esto quiere decir que cuando suelta la palanca  de aceleración se para automaticamente.

Se recomienda una vez al año revisar el sistema de frenado por un servicio técnico cualificado.

Muchos scooter eléctricos o sillas de ruedas eléctricas disponen de una palanca de desembrague del motor, que nos facilita el desplazamiento del vehículo sin tener que encenderlo. Tenga en cuenta que al desembragar el motor, los frenos no funcionan.

Dicha palanca suele ubicarse encima del eje trasero, bajo el asiento.  Asegúrese que el motor está embragado antes de comenzar la marcha.

 

 

LAS BATERÍAS DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO

Las baterías de su scooter eléctrico o silla de ruedas eléctrica son uno de los componentes más importantes de su vehículo eléctrico.

Éstas necesitan un mantenimiento mínimo para prolongar su vida útil lo máximo posible.

Al ser baterías selladas herméticamente su cuidado básico consiste en la limpieza con un paño seco y mantener las conexiones limpias.

Para saber más sobre el cuidado de las baterías, lea nuestro artículo “QUE HACER Y QUE NO HACER CON LAS BATERÍAS“, en nuestro BLOG.

 

LIMPIEZA DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO

La limpieza de su silla de ruedas eléctrica o scooter eléctrico es importante por, además de razones higiénicas y conseguir una buena apariencia, por que así conseguiremos una mayor duración de su vehículo eléctrico.

Debemos retirar regularmente con un pañuelo, los restos de suciedad y polvo que han podido quedar en los ejes de las ruedas.

Dar especial atención a las ruedas delanteras, porque son las que más residuos acumulan.

La limpieza general de su scooter eléctrico o silla de ruedas eléctrica debe ser siempre con un paño húmedo y posterior secado con otro paño.

Nunca utilice manguera de agua o agua a presión. RECUERDE!!, UNO DE LOS MAYORES ENEMIGOS DE SU VEHÍCULO ELÉCTRICO ES EL AGUA.

 

DE FORMA GENERAL CADA MES

  • Verifica el estado del antivuelco
  • Revisa el desgaste del asiento respaldo
  • Revisa el apoyabrazos, comprueba que cumple todas sus posiciones
  • Vigila en las ruedas traseras el retén de la reductora, (lo que separa la rueda de la caja de aceite). Si ve algún resto de hierba, pelos, cuerdas, etc, limpielo. Ésto evitará posibles averías
  • Éstos consejos son para ayudar a prolongar la vida de su scooter o silla de ruedas eléctrica, pero aún así, aconsejamos cada 6 meses aproximadamente realizar un chequeo por su técnico de confianza

 

 

 

 

 

 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *